Como el año pasado, Borregos Monterrey gana a Auténticos Tigres en el Estadio Gaspar Mass, esta vez 31-27, y se corona nuevamente campeón de Liga Mayor
Por Luis Mario García | Campus Monterrey - 24/11/2023 Fotos Luis Mario García

Los Borregos Monterrey ganaron el bicampeonato de la ONEFA al vencer 31-27 a los Auténticos Tigres en el Estadio Gaspar Mass.

Al igual que la final del año pasado, realizada en el mismo recinto contra el mismo rival, el partido estuvo peleado hasta el último segundo e intercambiaron la ventaja en la recta final del mismo.

El jugador más valioso fue el mariscal de campo de Borregos Monterrey de 19 años, Fernando Sarabia, quien tuvo un touchdown y dos pases de anotación.

 

 

Final cardiaca

Borregos Monterrey se adelantó en el primer cuarto, cuando un pase de Fernando Sarabia de 36 yardas a Daniel Santos dejó el balón en la yarda 1.

Luego Sarabia arrastró el balón para llegar a la zona prometida, con el punto extra de Leonardo Guajardo los visitantes pusieron los primeros siete puntos en la pizarra.

Esta anotación fue antecedida por una intercepción de Iván Covarrubias.

En los inicios del segundo cuarto, Guajardo anotó un gol de campo de 25 yardas para aumentar la ventaja de Borregos Monterrey.

 

Fernando Sarabia fue el jugador más valioso de la final.
Fernando Sarabia fue el jugador más valioso de la final.

 

Auténticos Tigres se fue al ataque y llegó a la yarda 10 rival, pero en la siguiente jugada ofensiva Fabrizzio Mejía interceptó y así logró mantener el marcador 10-0 en la primera mitad.

Para el tercer cuarto, Auténticos Tigres salió con gran ánimo y anotaron en su primera serie ofensiva gracias a una carrera de seis yardas de Axel Montini, pero fallaron la conversión y se quedaron con seis puntos.

En la patada de despeje de Tigres, Eduardo Ortega soltó el balón en su zona de anotación, Sergio Velázquez lo recuperó y puso el marcador 13-10 a favor de los locales, después del punto extra de Reynaldo Blanco.

Borregos Monterrey respondió con un pase de 36 yardas de Sarabia a Miguel Ángel Lozano y recuperó así la ventaja.

 

"Fue la instrucción de no dejar nada en el campo, cometimos muchos errores que no debimos, ellos los aprovecharon, pero gracias a Dios se dio otra vez".- Carlos Altamirano

 

Tigres volvió a ponerse arriba en el marcador gracias a su ofensiva terrestre comandada por Montini y Ángel Alvarado, con la que se pusieron a media yarda de anotar y Patricio Quiroga pudo entrar con facilidad y poner la pizarra 17-20.

Para el último cuarto, Nicolás Villagómez anotó para Borregos Monterrey con una carrera de 10 yardas e irse adelante una vez más.

Cuando faltan 3 minutos con 33 segundos para terminar el partido, Auténticos Tigres se lanzó a la ofensiva y consiguió anotar con un pase de 44 yardas de Quiroga a Christian Espinoza y así irse arriba 24-27.

Con 1 minuto 39 segundos en el reloj, Borregos Monterrey comenzó su ofensiva desde su yarda 25, que culminó con un pase de 27 yardas de Sarabia a Ortega y poner arriba a los visitantes 31-27 luego del punto extra.

Faltando 12 segundos, Auténticos atacó intentó anotar con pases largos que fueron repelidos por la defensiva de Borregos Monterrey.

La última jugada se dio cuando faltaban solo 3 segundos y, al no poder completar Tigres el pase de anotación, los jugadores de Borregos saltaron de alegría dentro del campo.  

 

Fabrizzio Mejía, defensivo de Borregos Monterrey, celebra una intercepción en la final de ONEFA.
La defensiva de Borregos Monterrey tuvo jugadas clave durante el partido. 

 

Carlos Altamirano, entrenador en jefe de Borregos Monterrey, señaló que el triunfo se dio por la resiliencia del equipo.

Dimos todo, fue la instrucción de no dejar nada en el campo, cometimos muchos errores que no debimos, ellos los aprovecharon, pero gracias a Dios se dio otra vez”, expresó.

Para Sarabia, su objetivo en la temporada fue demostrar su valía después del primer partido, en el que había perdido contra Tigres y agradeció el apoyo de sus compañeros para salir adelante.

Lo tomé personal, ahora me siento en la gloria con todos mis hermanos, no fue solo mí, fue la defensiva, la línea ofensiva, los receptores, me siento muy orgullosos de todos, de los coaches”, comentó.

Eduardo Ortega, quien había soltado un balón que derivó una anotación de Tigres, pero anotó el touchdown del triunfo, señaló que la clave fue no perder la confianza.  

Son momentos que suelen pasar, uno nunca está preparado para las adversidades, pero mi equipo nunca me dejó que me achicara, siempre estuvo conmigo y me apoyó, sabía que cuando saliera a la cancha me iban a cuidar la espalda”, mencionó.

Borregos Monterrey ganó una edición más del clásico estudiantil y se coronó campeón nuevamente en cancha rival.

 

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LEER:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría: